Si quieres que te informemos de nuestras actividades puedes suscribirte a nuestro boletín de noticias.
BOLETIN DE NOTICIAS

Artículos

Etica y Naturaleza

El marco ético de nuestra relación con la Naturaleza nos obliga a desarrollarnos plenamente como seres humanos, pues únicamente de esta manera es como se minimiza nuestro impacto y las acciones (y sobre todo sus consecuencias) pueden ser asumidas por el resto del sistema.

Los ejercicios espirituales en las escuelas antiguas

Aunque actualmente se considera como una asignatura académica e intelectual, en la antigüedad clásica la Filosofía era eso y mucho más, pues se presentaba no sólo como un conjunto de conocimientos que incluía todas las disciplinas, sino también como una forma de vida, un arte de vivir cada día de acuerdo con esas enseñanzas. A partir de Sócrates y a lo largo de toda la época helenística y romana, la Filosofía va a encontrar su máxima expresión en la práctica voluntaria y personal que va operando paulatinamente una transformación en el ser humano. Por esta razón, eran preconizados los ejercicios espirituales, que poco o nada tienen que ver con las piadosas y arduas meditaciones posteriores de Ignacio de Loyola, un eco lejano, muy deformado, de la antigua tradición, como afirma Pierre Hadot.

Conócete a ti mismo

      Hay unas palabras áureas que la Historia repite como un eco y que la naturaleza reclama como un deber legítimo al ser humano. Son una máxima moral, una enseñanza milenaria, una petición y también un recuerdo, y un símbolo para todos los enamorados de la verdad y el saber: “Conócete a ti mismo”.

El Arte de cultivar los sentimientos

¿Cómo se cultivan los Sentimientos?

   Los sentimientos no son fruto de la casualidad. Si hemos aprendido en el plano físico que todos los objetos requieren un mantenimiento para susbsistir, ¿cómo no habían de requerir mantenimiento los sentimientos para perdurar? Si se aceita una máquina, si se engrasa un automóvil, si se limpian los muebles y las ropas, ¿cómo no habrían de limpiarse y "aceitarse" los sentimientos? Si se alimenta un cuerpo para que no decaiga y enferme, ¿cómo no habrían de alimentarse los sentimientos?

Filosofía de la India: Seis caminos hacia la libertad

Tal vez la mayor diferencia entre la filosofía oriental y la occidental es que la primera consiste en una transformación paulatina de la personalidad del estudioso. No se trata solo de acumular datos, ni de entender lo que pensaron otros: es un camino que se recorre mientras se transmuta la conciencia, hasta llegar a “ver” desde un elevado punto de vista. Tan diferente, que si miras desde allí, puedes escapar a la ilusión del mundo cambiante, del dolor y de la muerte. La vieja India tiene las seis Darsanas (visiones), que son también estrategias o caminos para mirar la realidad y trascenderla.

La forja del Heroe

Aunque a veces las noticias diarias nos hacen olvidar que los héroes existen, el arquetipo del héroe es algo presente en toda película, cómic o relato que se precie. Descubrir sus características nos permitirá apreciarlo mejor.

El mito de la caverna

 Platón, además de un hito esencial dentro de la filosofía occidental, es un estupendo narrador de mitos, que no sólo ocupan cierta extensión en su obra filosófica sino que destacan en el conjunto de las páginas platónicas por su fuerza poética y plástica y su seducción intelectual. El mito impacta la imaginación y deja un rastro fascinante en la memoria. Resulta sorprendente que Platón no renuncie, ni siquiera en la República, a un diálogo de una alta elaboración filosófica, a los mitos como forma de expresar la verdad; de hecho, recoge quizá los más discutidos y enormes de toda la Historia. Uno de ellos es el tema de este artículo: El mito de la caverna.

La partícula de Dios, el Bosón de Higgs

 

Una época dorada para la fisica cuantica

La física de partículas ha experimentado en las últimas décadas una revolución en el ámbito teórico y experimental. Son dos las causas principales que han hecho posible este gran avance, por un lado la construcción de aceleradores de partículas cada vez más potentes, que permiten lanzar protones a velocidades cercanas a la de la luz para que colisionen con elevadísima energía, y por otro la aplicación de sofisticados sistemas informáticos, que permiten la detección en cámaras digitales y la visualización en pantallas de gran resolución, de las partículas resultantes tras los impactos. El hallazgo continuo de nuevas partículas en estos aceleradores ha conformado un marco teórico-matemático que establece los principios sobre la interacción entre partículas y las fuerzas a las que están sometidas, denominado Modelo Estándar de Física de Partículas.